La familia, columna de la democracia

septiembre 27, 2021

Ya es un un hecho que nuestra familia mexicana rompe con los viejos esquemas de control y dominio de los padres, para darle apertura a una mayor participación de los hijos en las decisiones familiares. Está por terminar la vieja idea de que “obedeces y punto” tal y como los padres del pasado lo sentenciaban de una manera tajante y sin opciones.

Era una época en que los padres se afirmaban en el poder, a base de amenazar y castigar con la simple idea de que “aquí mando yo, y si no te parece, la puerta está muy grande y te largas”. La sumisión al poder de los padres era incuestionable e indiscutible. Se hacían las cosas bajo la estricta disciplina y no se admitían discusiones e intentos de rebeldía.

En la democracia la autoridad es del colectivo, bajo el predominio de las leyes, no de las personas. Así que en la familia el poder hoy tiende a estar en manos de sus miembros y no sólo en los papás. Las nuevas generaciones son más críticas, preguntan y confrontan, con mucha determinación y carácter, las decisiones impuestas. Y simplemente, si no les parecen ni caso les hacen y van acabar por hacer lo que les venga en gana.

Es cierto que a muchos adultos les parece incorrecto y muy riesgoso éste tipo de comportamientos. Sin embargo, es un gesto de emancipación y desafío que nos conduce a un nuevo modelo de familia más democrática, que indica el rumbo que está tomando la familia y progresivamente irá influyendo en el comportamiento social y cívico.
El predominio de la razón y los valores de la inclusión y el respeto, serán cada vez más determinantes en el estilo de la vida familiar, como en la incidencia en la vida política de nuestra sociedad.

Visita mi librería

Membresía

Conviértase en miembro y obtenga acceso a material exclusivos para miembros.

¡Hazte miembro!

Share This