Algunos argumentos de los antivacunas

septiembre 27, 2021

Hay mucha división con respecto a la vacuna del COVID. Por ejemplo los vacunados y las autoridades, tachan a los “anti-vacunas” como complotistas y rebeldes. Los consideran ignorantes y ridiculizan sus escusas para no vacunarse.

Por el otro lado, las autoridades han utilizado el miedo y la división para promover la vacunación. Si se analizan las estadísticas, se verá que las muertes relacionadas al COVID, normalmente están asociadas a la edad y al estado de salud de los individuos. Las estadísticas muestran que personas menores de 12 años tiene una probabilidad mínima de morir por COVID, del 0.0004% y aumenta a 0.004% si eres menor de 30 años, 0.06% en los 40’s , 0.2% en los 50-64, sin embargo incrementa a 1-2% si tienes arriba de 65 años.

Promover la vacunación con una vacuna experimental, a grupos que tienen una probabilidad de morir por COVID de 0.004% es irresponsable. Si la vacuna es para proteger al vacunado (alguien con alto riesgo- como edad y comorbilidades) ¿para qué “experimentar” con el que no tiene riesgo?

Las autoridades también promueven la vacuna como algo mejor que la inmunidad natural. Si ya te dio COVID, la vacuna es completamente innecesaria, y hasta puede ser contraproducente. Hay muchos artículos científicos que muestran que la inmunidad natural, obtenida por el contagio del virus de COVID, es mucho más robusta que la inmunidad adquirida por la vacuna, ya que la vacuna sólo cubre la proteína S (segmento de la proteína de la corona del virus), la cual muta constantemente.

A diferencia de la inmunidad contra el virus, que cubre muchas más regiones del virus (algunas de ellas no mutan). Inmunidad contra el SARS-Cov1 ha mostrado que se mantiene por más de 17 años y los pacientes que tuvieron SAR-Cov1 también tienen inmunidad contra el COVID-19.

Estudios en Israel y el Reino Unido, han mostrado que la vacunación contra COVID-19 es temporal y después de 6 meses será necesario otro refuerzo, ya que las personas de alto riesgo pierden la protección a menos que tengan inmunidad natural por contagio.

La pregunta sería ¿Por qué tanta insistencia de las autoridades en vacunar a toda la población cuando la mayoría de la población tiene menos de 0.2% de morir con covid? ¿Por qué no se ha invertido más en cómo tratar el COVID? ¿Por qué la mayoría de las vacunas son genéticas y no el tipo de vacunas tradicionales? En un mundo tan globalizado, cada potencia ha decidido producir sus propias vacunas. ¿Cuál será la verdadera intención? Ante tantas preguntas y dudas, éste segmento de la población, a decidido oponerse.

Visita mi librería

Membresía

Conviértase en miembro y obtenga acceso a material exclusivos para miembros.

¡Hazte miembro!

Share This